Implantes Cigomáticos, ¿Qué son y qué ventajas ofrecen?

Implantes Cigomáticos, ¿Qué son y qué ventajas ofrecen?

Mucho se ha escrito sobre este tipo de implantes hasta la fecha. Voy a intentar explicar qué son, sus orígenes y las ventajas que ofrecen de la forma más sencilla posible.

Los implantes cigomáticos son una opción más entre las diferentes posibilidades para rehabilitar a un paciente edéntulo total (sin dientes) en la arcada dental superior, cuando tratamos a pacientes con una atrofia ósea severa. Para el paciente que tiene como expectativa una prótesis fija y una gran atrofia maxilar, tenemos la opción de realizar una regeneración ósea del hueso atrófico y, posteriormente, colocar implantes convencionales, o plantear un tratamiento con implantes cigomáticos sin necesidad de realizar cirugías de reconstrucción ósea previamente.

¿Cuáles son las ventajas de realizar un implante cigomático?

  • Una sola cirugía (en lugar de dos o tres),
  • Evitar los riesgos y problemas asociados a las cirugías de injertos óseos,
  • Un solo campo quirúrgico (en vez de dos campos quirúrgicos como pasa en bastantes casos de regeneración ósea) y
  • Una prótesis inmediata atornillada a los implantes, sin necesidad de tener que esperar cuatro meses con una prótesis provisional removible (de “quita y pon”).

Como cirujano oral y maxilofacial creo que la reconstrucción de la arquitectura ósea perdida es la mejor solución para rehabilitar una boca con implantes dentales, ya que reconstruimos en el  paciente la estructura del hueso que se atrofió con los años. Esto permite colocar unos implantes convencionales en la posición ideal y poder obtener unos resultados estéticos y funcionales perfectos.

Dato interesante: ¿Sabías qué…?

Los implantes cigomáticos fueron concebidos para rehabilitar a pacientes que, ya sea por patología oncológica o traumática, habían perdido parte de su hueso maxilar y solo era posible “anclar” un implante en el hueso cigomático-malar (el pómulo, para entendernos…). Eran principios de los ’90 y nadie imaginaba que estos implantes fueran a colocarse algún día en pacientes convencionales, es decir, sin una pérdida por motivos oncológicos, traumáticos o congénitos. No fue hasta finales de los ’90 y principios del siglo XXI cuando se empezaron a reportar casos de implantes cigomáticos en pacientes totalmente edéntulos en arcada superior con atrofia ósea severa, obteniéndose resultados muy prometedores. Las dos ventajas más evidentes frente a una rehabilitación con implantes convencionales son: mayor rapidez en finalizar la rehabilitación y una sola cirugía.

Entonces… ¿Cuáles son los casos que necesitan una rehabilitación con implantes cigomáticos?

Es un tipo de tratamiento adecuado para pacientes sin piezas dentales superiores y con un estado de salud delicado que recomiende no realizar intervenciones quirúrgicas. Ciertas técnicas regenerativas implican dos cirugías y en estos casos un paciente con enfermedades cardiovasculares, por ej., se beneficiará de una sola cirugía en vez de dos procedimientos quirúrgicos. La edad no es un criterio para descartar un tratamiento con implantes cigomáticos aunque en pacientes adultos jóvenes reconstruir la arquitectura del hueso perdido es una buena opción como primera elección de tratamiento.

Los implantes cigomáticos ofrecen la posibilidad de realizar una prótesis inmediata atornillada. Es decir, que el paciente lleve la prótesis fija inmediatamente o tras pocas horas post intervención. Es un dato importante porque el paciente no tiene que pasar por un periodo de meses con prótesis removibles.

Otro aspecto  interesante es que se pueden colocar los implantes cigomáticos bajo sedación o bajo anestesia general, dependiendo de cada caso clínico. La mayoría de los casos se operan bajo un régimen ambulatorio por lo que el paciente duerme en su domicilio.

Espero que os haya resuelto alguna duda sobre este tipo de rehabilitación, aún así, si ha quedado algo por resolver estaré encantado en explicaros o aclararos cualquier duda.

X

PIDE TU CITA