Tumor de la glándula parótida

Tumor de la glándula parótida

Los tumores de parótida siguen siendo una realidad muy común en la consulta de un cirujano maxilofacial. Este tipo de tumor es uno de los más frecuentes en la glándulas salivales, y a pesar de que la gran mayoría de ellos son benignos (no cancerosos), todos requieren un tratamiento quirúrgico.

¿QUE SON LAS GLÁNDULAS SALIVALES?

Las glándulas salivales son las encargadas en producir saliva, la cual humedece los alimentos y contribuye en el proceso de masticado y digestión entre otras cosas.

Estas glándulas se dividen en mayores y menores. La glándula parótida se encuentra entre las mayores junto con la glándula submaxilar (fuera de la cavidad oral) y la glándula sublingual (ubicado en el tejido conectivo de la cavidad oral). Cada una de ellas tiene una función concreta.

En el caso de la glándula parótida, donde se forman los tumores benignos de los que hablamos en este post, se sitúan a ambos lados de la cara.

 

SINTOMAS

Estos son los posibles síntomas de un tumor de parótida;

– Dificultad para comer o tragar
– Bulto o hinchazón el cuello, boca, mandíbula o mejillas
– Dolor o entumecimiento en la cara
– Parálisis del nervio facial (dificultad al mover la cara)

En el caso de sufrir cualquiera de ellos, te recomiendo que acudas a tu médico de confianza para que pueda hacer una valoración profesional.

PROCEDIMIENTO

Cuando el paciente acude a la consulta con uno de los síntomas anteriores se procede a realizar una Resonancia Magnética (RM) o una Tomografía Axial Computarizada (TAC). Seguidamente se realiza una aspiración celular con aguja para obtener células tumorales y poder descartar malignidad.

La intervención es delicada ya que que el nervio facial y sus ramas están en contacto o muy cerca del tumor. Por ello, recomiendo utilizar un neuroestimulador que permite saber, en todo momento, si estas cerca del nervio y extraer el tumor con mayor seguridad.

En la intervención el cirujano debe extraer, junto con el tumor, unos márgenes de tejido de glándula parótida que nos aseguren que los márgenes de la pieza están sanos. Esto no va a comprometer la cantidad ni la calidad de la saliva del paciente.

Por último, incidir en la importancia de reconstruir la zona de forma correcta para que los efectos de la cirugía sean imperceptibles. En mi caso, aplico un efecto lifting cubriendo el defecto de tal manera que la asimetría entre un lado y el otro de la cara sea imperceptible.

Una cirugía es siempre el último de los recursos ya que suele ser el más agresivo por lo que, por mucho que me guste operar, siempre me coloco en la posición del paciente y me pregunto si la intervención es necesaria.

En el caso de los tumores de parótida, la respuesta es sí. Siempre es necesaria, puesto que su evolución puede derivar en un tumor maligno y porque su crecimiento implica mayor daño quirúrgico, ya que debemos extirpar más cantidad de tejido.

POSTOPERATORIO

Saber cuándo vamos a poder volver a la vida social o al trabajo es una de las primeras preguntas que nos vienen a la mente cuando nos vamos a someter a un procedimiento quirúrgico. ¿Dolerá? ¿Me costará recuperarme?

Esa incertidumbre se disipa cuando el profesional habla claro, no minimiza los riesgos ni banaliza la intervención quirúrgica.

Se pueden dar dos tipos de postoperatorio:

El postoperatorio inmediato: el paciente pasa en el hospital de una a dos noches, posteriormente se da el alta y pasa una media de 15 días en los que debe guardar un reposo relativo es decir, puede pasear, hacer una vida casi normal pero nada de esfuerzos ni de volver al trabajo.

El postoperatorio tardío: el paciente puede reinsertarse en la vida laboral hacia las 3 semanas de la operación aunque también dependerá de su profesión.

La cara es una zona anatómica con muchas terminaciones nerviosas por lo que sensaciones de hormigueo pueden darse en las semanas siguientes, sobre todo en la región del pabellón auricular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

PIDE TU CITA