Prognatismo Mandibular o mordida al revés

Prognatismo Mandibular o mordida al revés

El Prognatismo Mandibular está considerado entre los problemas de ortodoncia más difíciles de tratar.

El Prognatismo Mandibular es una anormalidad de los huesos de la cara en la cual la mandíbula está más hacia delante de lo normal, dando un aspecto deforme al paciente además de los problemas de mordida que le ocasiona.

Causas:

  • Una mandíbula extendida (prominente) puede ser parte del contorno facial normal presente al nacer.
  • También puede ser causada por afecciones hereditarias tales como el síndrome de Crouzon o el síndrome de nuevo de células basales.
  • Igualmente, se puede desarrollar con el tiempo en niños o adultos como resultado de afecciones tales como gigantismo o acromegalia.

Un factor importante para determinar el tipo de tratamiento en estos pacientes es determinar los patrones de crecimiento y madurez de cada individuo.

Al tratarse de un tratamiento combinado en el que tanto el ortodoncista como el cirujano maxilofacial están implicados, es fundamental una buena comunicación y coordinación entre ambos. El día de la cirugía, el maxilofacial debe interpretar las medidas presentadas por el ortodoncista para aplicarlas a los huesos y realizar la intervención.

La cirugía:

Tiene una duración de cuatro horas aproximadamente y se realiza bajo anestesia general. En ella, el cirujano actúa sobre el maxilar o la mandíbula a través de incisiones intraorales para no dejar ninguna cicatriz visible realizando cortes en los huesos. Una vez que coloca dichos huesos en una posición y tamaño armónicos los fija en el nuevo lugar mediante miniplacas y tornillos de titanio.

Postoperatorio:

Dentro de este postoperatorio, las dos primeras semanas son las más complicadas. Aunque resulta sorprendente el hecho de que los pacientes aseguren que no sienten dolor, sí presentan hinchazón facial y encuentran inconvenientes en su rutina diaria:

  • Solamente ingieren alimentos fríos mediante pajitas y jeringas.
  • Necesitan llevar unos elásticos puestos durante todo el día.
  • Tienen dificultades al respirar, por lo que tienen que dormir sentados.
  • No pueden hablar con normalidad.
Transcurridas las dos primeras semanas comienza a notarse la progresión. Los pacientes pueden empezar a ingerir dieta blanda y solamente necesitan usar los elásticos unas horas al día.
La recuperación del paciente hasta poder llevar una vida relativamente normal dura aproximadamente un mes. La baja laboral se extiende por un periodo de dos a tres semanas, si la persona ejerce una ocupación en la que requiere hablar mucho, necesitará un tiempo de recuperación mayor.

Aunque el proceso de recuperación puede parecer lento y excesivamente incómodo, lo cierto es que las molestias se manifiestan durante un periodo corto de tiempo y merece la pena pasar por ellas si se tiene en cuenta la mejora notable que experimenta la persona durante el resto de su vida.El siguiente paso una vez realizada la cirugía y superado el postoperatorio consiste en la continuación del tratamiento de ortodoncia.

La estabilidad de los resultados dependerá de distintos factores como pueden ser los hereditarios, hábitos del paciente, la aplicación del protocolo correcto, la colaboración entre el ortodoncista y el maxilofacial y la fijación de una retención adecuada al terminar definitivamente con la ortodoncia.

X

PIDE TU CITA