Tumor de glándula parótida: preguntas frecuentes

Tumor de glándula parótida: preguntas frecuentes

Como cirujano maxilofacial, uno de los casos que atendemos con frecuencia son pacientes con tumor de glándula parótida. En estos casos las inquietudes y preguntas que tienen los pacientes suelen ser muy parecidas entre ellos.

En mi blog ya he explicado sobre este tipo de tumores en la glándula parótida, sus síntomas y tratamiento. ¡Os invito a verlo en el siguiente link (ver aquí)!

Hoy nos toca hablar sobre las inquietudes que traen los pacientes a mi consultorio sobre este tema y para ello he realizado un listado a continuación respondiendo cada una de las preguntas.

¿Cuáles son las preguntas clave que un cirujano maxilofacial puede contestar a un paciente con un tumor de glándula parótida?

1. ¿Se trata de un tumor benigno o maligno?

Aunque el diagnóstico de certeza se hará mediante estudio microscópico una vez extirpado el tumor, es cierto que la mayoría de tumores de la glándula parótida son benignos. Entre ellos los más frecuentes son el Adenoma Pleomorfo (o Tumor Mixto) y el Tumor de Warthin. Mediante la visita, exploración y las pruebas de imagen se puede orientar el caso hacia benignidad o malignidad con una alta predictibilidad.

2. ¿Cómo es la incisión?… ¿se nota mucho tras la cirugía?

La incisión suele iniciarse en la zona preauricular (justo en la piel que vendría a estar entre la patilla y el lóbulo de la oreja, y se extiende alrededor de la oreja por la piel posterior al pabellón auricular o, si el tumor es más profundo o la incisión descrita no es suficiente, tiene una extensión hacia el cuello sobre algunas de las arrugas del cuello para disimular la cicatriz al máximo.

3. ¿Cómo disminuir el riesgo de lesión del nervio facial? 

Mediante un dispositivo llamado neuroestimulador. Permite saber si estamos cerca o tocando el nervio facial o una de sus ramas. De esta manera es menos frecuente lesionar el nervio facial.

4. ¿Cuál es la prueba de imagen de elección para el diagnóstico? 

Para este diagnóstico utilizó resonancia magnética o, en su defecto, el TAC cervical.

5. ¿Debe puncionarse el tumor para aspirar material y analizarlo antes de operar? 

Sí, después de la prueba de imagen para que ésta no aparezca distorsionada por la inflamación. En numerosas ocasiones no se obtiene material valorable pero, si se obtiene, podemos hacer una separación entre tumor benigno o maligno, en función de las células que aparezcan.

6. ¿Posibles secuelas a medio y largo plazo? 

Parálisis del nervio facial o una de sus ramas, Síndrome de Frey (sudoración y enrojecimiento de la zona intervenida que coincide con la ingesta de alimentos), entumecimiento y anestesia del lóbulo de la oreja.

7. ¿Cuánto tiempo estaré ingresado/a?

Lo normal va de una a dos noches. El estado del paciente será un factor clave para dar el alta.

8. ¿Cómo salgo del quirófano?

Lo normal es que con un drenaje cervical que se deja 24h para dar una salida a las secreciones de la zona intervenida. También con un apósito compresivo sobre la zona intervenida.

9. ¿Cuándo podré hacer vida normal?

Depende del tamaño del tumor y la intervención llevada a cabo para extirparlo. Puede ir de 15 días a 1 mes.

 

¡Espero que os haya ayudado a responder todas sus preguntas!

Escríbenos o llámanos para recibir más información, ¡será un placer poder ayudarte!

X

PIDE TU CITA