Fillers o rellenos inyectables

Fillers o rellenos inyectables

Los ‘fillers’ han acabado con la fobia a las agujas. Muchas son las personas que se han rendido ante la evidencia de su eficacia ¡al instante! Que sus resultados sean tan ‘prêt-à-porter’ les ha convertido en el número uno del top ten de los tratamientos médicos-estéticos. De hecho, en combinación con la toxina botulínica, es, según especialistas, la mejor forma de retrasar el envejecimiento y, por ende, prolongar la juventud del rostro.

Con el tiempo las facciones no solo reflejan los signos de la edad, sino que se muestran mohínas y endurecidas. ¿La solución? inyecciones de: Ácido Hialurónico, Hidroxiapatita de Calcio, Ácido Poliláctico sintetico y Transferencia de Grasa, los rellenos o ‘fillers’ más populares.

¿Qué son?

Los fillers o implantes de relleno tisular son todos los productos sanitarios regulados por el Real Decreto 414/1996, del 1 de marzo, por la directiva comunitaria 93/42/CEE y por la Agencia Española del Medicamento del 1 de junio de 2009 que los define como “productos que se aplican mediante inyección, aguja u otro sistema de aplicación, cuya finalidad es modificar la anatomía y que se utiliza con finalidad plástica, reconstructiva y estética para corregir arrugas, pliegues y otros defectos de la piel, para aumento de pómulos y labios”.

Beneficios

Podemos considerar que todos los requisitos exigibles son de provecho para la seguridad del paciente: biocompatibilidad de la molécula de relleno que ha de ser demostrada con estudios clínicos de al menos 3 años, su seguridad, que debe tener también 3 años de estudios, una publicidad verídica, la autorización de la AEM, deben ser suministrados en jeringa cerrada y de un solo uso, etiquetados para su trazabilidad y testados.

Origen

El ácido hialurónico es biológico, la hidroxipatita cálcica y el betafosfato tricálcico son por biosíntesis y el ácido poliláctico es sintético y biológicamente inerte, todos son biodegradables, se degradan de forma natural a través de procesos naturales, no producen sensibilidad ni a corto ni a medio plazo, son completamente reabsorbibles, no cancerígenos, no tóxicos, no migratorios, tienen una consistencia similar al tejido y todos poseen documentación científica que lo avale.

El plus

Otro gran rendimiento es la gran variedad de productos que existen y que permiten al profesional elegir el implante de relleno en función de las características del paciente y sus expectativas, de la zona a tratar y de la técnica a emplear.
InconvenientesPueden aparecer ligeros hematomas que desaparecen en pocos días. No se pueden inyectar durante el embarazo o lactancia. Abstenerse con piel infectada, inflamada o con herida abierta. No son convenientes en personas que desarrollen queloides, enfermedades autoinmunes o diabetes descompensada.

Cuidados post tratamiento

Evitar la luz del sol directa, no hacer ejercicio físico en las 4 horas siguientes, no aplicar productos que contengan retinoides, no ingerir alcohol y no maquillarse en 12 horas.

A diferencia del Ácido Hialurónico, los rellenos de: Hidroxipatita Cálcica, Policaprolactona, Betafosfato Tricálcico y Ácido Poliláctico no tienen efectos inmediatos, hay que esperar dos meses mínimo. Estas sustancias estimulan la formación de colágeno, es decir, tienen una doble acción, dan volumen y al formar el colágeno tenemos un mayor número de células que también rellenan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *